Un llamamiento a despertar a una República fraternal

A continuación traducimos el comunicado conjunto que distintas obediencias adogmáticas de Francia han hecho público el 13 de junio con motivo de las próximas elecciones en el país.

El pasado domingo, Francia entró en una fase muy preocupante de su historia, con el inminente regreso de la extrema derecha al poder.

Dentro de tres semanas, coincidiendo con las elecciones legislativas anticipadas, el riesgo de que Francia se una a la oscura cohorte de gobiernos populistas y nacionalistas de extrema derecha nunca habrá sido tan alto.

Las fuerzas más reaccionarias intentan ponerse de acuerdo, con la única ambición de poner en tela de juicio todos los fundamentos de la filosofía de la Ilustración, fuentes del progreso.

En este año en el que conmemoramos la memoria de los que cayeron por nuestra libertad frente al yugo nazi y el régimen colaboracionista, los masones no pueden permanecer mudos ante el regreso del ruido de botas, el meneo de barbillas y los gestos milicianos.

Fieles y visceralmente apegados a su tradición humanista y universalista, los francmasones se implicarán más que nunca en esta lucha esencial, la de la defensa de la República fraterna. Porque no sólo hay que dar la alarma, hay que actuar.

Actuar sobre el terreno, actuar en nuestras logias, actuar fuera de los templos. Actuar significa también escuchar la cólera de aquellos que, por hastío o desesperación, votaron a los enterradores de la República el 9 de junio, para convencerles de que la extrema derecha es un callejón sin salida.

Reunidas ayer en la sede del Gran Oriente de Francia, las obediencias masónicas firmantes lanzaron un solemne llamamiento a todos los francmasones, hermanos y hermanas, para que digan no a la inevitable victoria de la extrema derecha y de su ideología del odio. Las obediencias masónicas exhortan a todos los francmasones a reunirse el 18 de junio a las 18 horas en París y en todos los Orientes de Francia.

Los masones que siempre han resistido a la odiosa hidra de la extrema derecha, y que son fieles a los ideales de libertad, igualdad, fraternidad y laicismo, se están levantando, decididos a desempeñar su papel en la reconstrucción de la esperanza republicana para todos.

Firmantes:

Guillaume TRICHARD, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia
Sylvain ZEGHNI, Gran Maestro de la Federación Francesa de la Orden Internacional de la Francmasonería Le Droit Humain
Bernard DEKOKER-SUAREZ, Gran Maestro de la Gran Logia Mixta Universal
Christiane VIENNE, Gran Maestro de la Gran Logia Mixta de Francia
Jean-Jacques MOUMDJIAN, Gran Maestro de la Gran Logia Mixta de Memphis-Misraïm

Comunicado de prensa del 9 de junio de 2024

Comunicado de prensa del 9 de junio de 2024
Frente al auge de la extrema derecha, el Gran Oriente de Francia defiende la República universalista y fraternal

Esta noche, Francia ha entrado en una fase muy preocupante de su historia, con el inminente regreso de la extrema derecha al poder.

Más que nunca, los principios humanistas de libertad, igualdad y fraternidad -principios que los masones siempre han servido y defendido- están en peligro.

En los próximos días, el Gran Oriente de Francia tomará todas las iniciativas que considere útiles, en concertación con las Obediencias Masónicas amigas, para defender la República universalista y fraternal que apreciamos.


Guillaume TRICHARD
Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

Comunicado con motivo del Día de la Mujer 2024

Ayer el Gran Oriente de Francia, organización masónica adogmática en la que se inserta nuestra Logia publicó el siguiente comunicado con motivo del Día de la Mujer:

Hoy es el Día Internacional de los Derechos de la Mujer.

Si bien es importante que los masones del Gran Oriente de Francia celebren este día y rindan un homenaje especial a la otra mitad de la humanidad, es igualmente importante que hagan de cada día el Día Internacional de los Derechos de la Mujer, que hagan de cada día el día de la humanidad en su totalidad. Porque aunque la humanidad a veces triunfa, a menudo resiste y aún más sufre.

Hay muchos lugares donde la humanidad es maltratada, oprimida, humillada, encadenada y aniquilada. Y de esta humanidad encadenada, las mujeres, por desgracia, constituyen la mayoría, y su martirologio es un pergamino interminable escrito con letras de infamia: mujeres emparedadas en Afganistán, mujeres torturadas y asesinadas en Irán… y en todas partes del mundo, mujeres dominadas, mujeres humilladas, mujeres golpeadas, mujeres violadas, mujeres asesinadas, es un terror diario e ininterrumpido.

Por eso, el 4 de marzo de 2024, día en que los diputados franceses reunidos en el Congreso votaron la constitucionalización del derecho al aborto, pasará a la historia como un hito importante en la emancipación del ser humano y en la condición de la mujer. Hubo muchas pioneras, de Lisístrata a Safo, de Émilie du Châtelet a Olympe de Gouges, de Virginia Woolf, que en dos obras resonantes exigió «una habitación propia» y celebró la grandeza de las tareas domésticas siempre que se compartieran a partes iguales, a Gisèle Halimi y las dos Simones, Veil y Weil.

Este irresistible movimiento de emancipación es irreversible y universal, a pesar de los ayatolás, los mulás, los talibanes, los hipócritas misóginos y reaccionarios, los falócratas más odiosos y demás defensores de patriarcados retrógrados.

Por eso, para el Gran Oriente de Francia, todos los días son 8 de marzo. Todos los días son el Día Internacional de los Derechos de la Mujer. Todos los días son el Día Internacional de la Humanidad.

Así pues, nos corresponde a nosotros, francmasones del Gran Oriente de Francia, en nuestras logias y fuera de nuestros templos, perpetuar esta admirable tradición, seguir tejiendo la gran tela de una humanidad pacífica y solidaria.

Guillaume TRICHARD
Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.

Comunicado de prensa – «¡Alto el fuego!»

Reproducimos (traducido) el «Comunicado de prensa» emitido por el GODF al que está adscrito la Logia Blasco Ibáñez.

Brazzaville, 20 de noviembre de 2023,

En sus comunicados de prensa del 9 de octubre y 2 de noviembre de 2023, el Gran Oriente de Francia condenó firmemente el terrorismo de Hamás y llamó a la unión de los humanistas para encontrar el camino hacia la paz.

Desgraciadamente, la escalada de violencia en Oriente Medio no ha cesado y debe preocupar a todos aquellos que están apegados a las exigencias de una República universal basada en la libertad, la igualdad y la fraternidad.

El pogromo a gran escala sufrido por los israelíes el 7 de octubre, con más de 1.300 muertos registrados y más de 220 rehenes, constituye un crimen histórico sin precedentes que exigió la respuesta más enérgica de la comunidad de naciones democráticas.

Aunque legítima, la respuesta militar de Israel, que se ha vuelto desproporcionada, no puede constituir la única respuesta al terror islamista de Hamás.

El Gran Oriente de Francia condena la intensificación de los combates en las zonas habitadas de la Franja de Gaza, con su impacto sobre la población civil palestina, utilizada en muchos lugares por Hamás como “escudos humanos”.

¡Demasiados palestinos muertos, heridos, desplazados y hambrientos!
Una vida vale una vida. Y debe hacerse todo lo posible para preservar cada vida humana infinitamente preciosa.

Además, el Gran Oriente de Francia apoya las demandas de la comunidad internacional de la liberación inmediata de todos los rehenes y un alto el fuego inmediato.

Las armas han hablado demasiado, deben guardar silencio sin demora y dar una oportunidad a las negociaciones diplomáticas de acuerdo con los principios del derecho internacional y del multilateralismo, incluido uno de nuestros ilustres hermanos, Léon Bourgeois, estadista francés, primer Presidente de la Liga de Naciones y Premio Nobel de la Paz 1920 fue uno de los pensadores y pioneros. Dijo en particular: “No hay armonía sin orden, no hay orden sin paz, no hay paz sin libertad, no hay libertad sin justicia. »

Es este espíritu de justicia, de libertad humana, de búsqueda de la paz, del orden internacional y de la armonía entre los pueblos el que los masones del Gran Oriente de Francia sostienen en sus compromisos.

A lo largo de la historia, Francia siempre ha sido una potencia de mediación. Esta vocación, de ninguna manera obsoleta, aún puede prestar grandes servicios a esta región del planeta donde es necesario apoyar a los humanistas sinceros y razonables, signatarios históricos de los Acuerdos de Abraham, con la perspectiva esperada de una solución política duradera y pacífica.

Del silencio de las armas nacerá la esperanza.
 
Guillaume TRICHARD
Gran Maestre del Gran Oriente de Francia